Las nuevas tendencias de las ciudades de este siglo, a debate en Greencities y S-Moving 2021

Víctor Troyano, director de conceptualización de proyectos de Urbania, ha moderado el panel ‘Todo ha cambiado. Nuevas ciudades para nuevos ciudadanos’

Raúl López, concejal delegado del Área de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, ha señalado que “necesitamos no solo un desarrollo residencial de primer orden, sino que complemente con una red de equipamiento potente, para que el índice de satisfacción ciudadana siga aumentando”

Flavio Tejada, director de Arup y director de máster en Desarrollo Inmobiliario en IE, ha destacado los principales rasgos clave que deberían tener las urbes del siglo XXI para adaptarse a las nuevas necesidades

Jorge Alonso, arquitecto y urbanista, director de Expansión de Chapman Taylor, ha destacado la importancia de “crear barrio, crear un lugar donde uno quiere vivir y no tiene que vivir, que se basa en la necesidad básica del ser humano de relacionarse”

Jorge Ponce, director del Consejo de Administración de Broadway Malyan, ha complementado el panel con la exposición sobre las nuevas tendencias del retail y el comercio pospandemia

Greencities, Inteligencia y Sostenibilidad Urbana, y S-MOVING, Movilidad Inteligente y Sostenible, han albergado en la primera jornada de su duodécima y cuarta edición, respectivamente, el panel temático ‘Todo ha cambiado. Nuevas ciudades para nuevos ciudadanos’ que, patrocinado por Distrito Zeta by Urbania, ha abordado las tendencias de las nuevas ciudades del siglo XXI para dar respuesta a un escenario de cambio constante y necesidades. Así, el panel ha contado con la participación de diferentes expertos que han expuesto hacia dónde se dirigen las tendencias y qué tipo de proyectos deben protagonizar el futuro de las urbes.

Víctor Troyano, moderador del panel y director de conceptualización de proyectos de Urbania, ha destacado que “es un honor participar en un evento de referencia donde sector público y sector privado se unen para revisar las nuevas tendencias”. Sobre Distrito Zeta, ha apuntado que desde Urbania se tiene “esa preocupación por saber qué es lo que va a recibir la otra persona, en este caso las viviendas y el barrio que estamos planeando”. De esta forma, el proyecto se ha conceptualizado a partir de los criterios de la generación Z y en base al debate sobre temas de movilidad, tecnología y sostenibilidad. Estos paradigmas están transformando las ciudades actuales, y Málaga ha ido acogiendo de forma progresiva todas estas nuevas tendencias.

Flavio Tejada, director de Arup y director de máster en Desarrollo Inmobiliario en IE, ha puntualizado en su intervención los principales rasgos que deberían tener las urbes del siglo XXI. En este sentido, ha destacado que estas deberían ser accesibles -a partir del empleo de sistemas de transporte más sostenibles-; naturalizadas -con la integración de soluciones basadas en la naturaleza a los nuevos paisajes urbanos- y en esta misma línea, descarbonizadas -creando valor ecológico en la nueva construcción-; diversa y con identidad -que se base en los valores locales para arraigarlos en el diseño urbano-. Ha apuntado, además, que las ciudades deben permitir su disfrute, fomentar el paseo en la calle, así como la convivencia y la interacción. Por último, y no menos importante, ha señalado que deben ser pensadas como un espacio público para todos, donde todos se sientan parte.

Así, Jorge Ponce, director del Consejo de Administración de Broadway Malyan, ha complementado el panel con la exposición sobre las nuevas tendencias del retail y el comercio pospandemia. En esta línea, la práctica generalizada ha demostrado que “lo local se impone a lo global, con la preferencia a una mayor proximidad y menor desplazamiento; los espacios abiertos se prefieren a los cerrados, ubicando a la naturaleza y lo natural como valor seguro; la salud y bienestar personal se han vuelto un objetivo prioritario, y con ello una alimentación más saludable”. En otro momento de la intervención, ha destacado la tendencia cada vez mayor al teletrabajo y la digitalización de todas las actividades humanas, y con ello la vivienda como centro de operaciones, lo que ha provocado una nueva gran batalla: reducir tiempos de entrega por parte de las e-commerce. Sobre el comercio físico, ha puntualizado que la clave del éxito está en su cercanía a las ciudades; se ha evidenciado un aumento del auge del Click and Collect integrado en tiendas, así como la adaptación del comercio local al uso de plataformas e-commerce.

Por su parte, Jorge Alonso, arquitecto, urbanista y director de expansión de Chapman Taylor, ha traído al panel las nuevas tendencias residenciales. Ha apuntado que “la pandemia nos ha hecho darnos cuenta de cosas que son esenciales y que ya existían, como son la sostenibilidad, la familia, la casa”. Destaca la importancia de “crear barrio, crear un lugar donde uno quiere vivir y no tiene que vivir, que se basa en la necesidad básica del ser humano de relacionarse; la experiencia de vivir y habitar es parte de la esencia humana”. En este sentido, nuevas tendencias residenciales sostienen la importancia de aplicar, por ejemplo, la hospitalidad y el costumer experience para “que la gente se sienta que está en un lugar pensado para ellos, que más allá de ‘tener’ esté centrado en el ser y el vivir”.

Por último, Raúl López, concejal delegado del Área de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, ha puntualizado que, desde la administración, a través del planeamiento y de diversas herramientas se ha ido logrando que las ideas y necesidades de los ciudadanos se materialicen. En su intervención, ha presentado varios proyectos que se desarrollan actualmente en la ciudad, como los del sector Rojas- Santa Tecla, Cortijo Merino, Martiricos, zona oeste de la ciudad y Sánchez Blanca, donde está el proyecto de Distrito Zeta, que buscan principalmente la satisfacción de los ciudadanos y conseguir atraer empresas y modelos de negocio que le den una autonomía financiera a la ciudad. En este sentido, ha apuntado que “necesitamos no solo un desarrollo residencial de primer orden, sino que se complemente con una red de equipamiento potente, para que el índice de satisfacción ciudadana siga aumentando”. Al respecto, además de la línea de trabajo cultural que se ha desarrollado en los últimos años en la ciudad, se ha creado una red educativa “para que los que quieren participar y trabajar en la ciudad tengan un entorno sostenible que le permita seguir viviendo aquí”. Sobre el Distrito Zeta, ha apuntado que “es una de las grandes apuestas de la ciudad de Málaga (…); conseguir que un distrito ofrezca lo que la ciudadanía pide, es la clave del éxito”.

DESCARGAR EN PDF